lunes, 27 de julio de 2009

Verso triste.

No anhelo un día eterno
ni complice errante y desolado;
no anhelo mar furioso
tierra inquieta
ni este odio que arremete
después de amarte en seco
no lo anhelo;
no.

No anhelo el frío de tus pies rebeldes
mentirte otra vez
redescubrirte;
no anhelo decirte que ya es tarde
que así no
hoy no
así no llegarás a casa.

No anhelo nada
anhelo todo
el florido escaso
el amanecer tardío
tocarte y amarte;
olvidarte y vencerte
hoy tengo miedo y te veo
te veo vacío
impertérrito
cómo si fueras perfecto
de hueso roído y perfecto.

No anhelo tu triste mirada
yo no anhelo nada;
no.


9 consideraron:

piensoluego dijo...

zar-pado! muy muy bueno.
me siento muy identificado con todo eso.
saludos.

joAco dijo...

damn...
estoy masticando un pequeño texto que se pretende llamar "desear desear"...
esa conexión me va a seguir sorprendiendo?

ABRIL dijo...

precioso! extrañaba tus entrdas.
sonrisas

D' Gaviota dijo...

Cómo anhelar el todo y la nada a la vez... el amor que se nutre de ambivalencias, o el olvido, quizá.
Saludos saturnianos!
Qué tengas una bella semana!
=)

the Kid A dijo...

me gusto lo de olvidarte y vencerte...
como siempre, un placer pasar por este espacio...
saludos :)

sinalefa. dijo...

hermoso, como la tristeza reencarnada. no lo estés, sonríe :)

Milvecesdebo dijo...

Querer no tener, me llama a eso.
Mil cariños

gabriel dijo...

lo que daltaba para entristecer bellamente mi dia.....vivis frente al mar o un rio? todo lo que escribis tiene un tinte de naturaleza.....realmente hermoso

Jv. dijo...

llevo un mar furioso en el alma.

Publicar un comentario