martes, 7 de julio de 2009

Verso III.

Llegar casi salvados
revestidos de escamas e ironía
sonriendo en desánimo
sonriendo en crisis
llegando
más tarde que cualquiera.

Llega hoy
que el mañana se hunde frío
que el ocio crudo me lastima
llega hoy poco valiente
y nada audaz
llega hoy
destruído
te quiero tanto hoy
que no llegas y te extraño.

Llegar;
cuándo vas a llegar
agrietado de mente y de vida
tan vacío tu corazón
llegarás
llegaré
llegaremos;
más tarde te veré llegar
y olvidaré cerrar la puerta.

7 consideraron:

ABRIL dijo...

UNO MAS PARA MI COLECCIÓN DE FAVORITOS
sonrisas.

Milvecesdebo dijo...

Suena muy lejano
Mil cariños

curarme-de-ti dijo...

Maravillosos los primeros versos. Llegará, llegaréis ambos, pero es inútil preguntar cuánto. Me encantó. 1 Besiño grande

Ada sin H dijo...

Sí, que llegue y que llegue pronto, que la espera siempre aleja el infinito, la espera es una máquina del tiempo que sólo puede ir hacia atrás, un punto fijo en la autopista que se deshace como espejismo acuático en las tardes en que la ausencia arde convertida en sol.

Un beso.
Gracias por leerme siempre.
Te regalo ese mini-poema que me nació al instante.

:)

Ada sin H dijo...

lo publiqué en mi blog y te lo dediqué :)
andaba en sequía creativa y me despertaste sin querer, gracias :D

sinalefa. dijo...

espero que llegue y que no sea tarde.

gabriel dijo...

olvidar cerrar la puerta....es buen síntoma de dismunicion de neurosis...quizas de apertura a nuevas cosas.... un gusto arrojar mis ojos aqui---abrazos

Publicar un comentario