sábado, 27 de junio de 2009

Te vi.

Te vi drogado entre las gentes del lugar, con la sonrisa abrumada y las pupilas enrojecidas. No esperaba verte allí. No así; débil y cansado de tus mundos propios. Estabas fumando tan fácil, tan irremediable, y yo supe que se avecinaba una catástrofe maldita y desdichada; catástrofe de tus ojos quietos y mis manos muertas.
Ando trayendo un enorme desperdicio en el alma; un amor podrido, dos recuerdos raros, tú fumando... tú fumando. Débil y cansado, fumando. Yo despertando del letargo y el estrago que me dejaste en la vida; fumando, sin frenos, sin ideales más que la hierba descarada.
Sólo mi expresión quedó, mi expresión trémula y malherida. Dónde terminarás tú. Dónde terminaré yo. Ahora entiendo por qué no llegas. Ahora te veo y sé que no estás.

7 consideraron:

sinalefa. dijo...

fuerte. y fuerza.

Jv. dijo...

Sorpresa. Parece que todos decidieron callar.

ABRI dijo...

Como dije hace unas entradas, no hay nada peor que un alma gris. Hermoso, sin dudas.
sonrisas JV.

curarme-de-ti dijo...

Si las miradas desembocan en catástrofes que traen ojos quietos, manos muertas y uno se pregunta dónde terminarán los cuerpos, no sé si merece la pena arriesgarse a seguir la estela del humo del cigarro... Me encanta la forma en la que cuentas. 1 Besiño grande

sinalefa. dijo...

casi lo olvido por completo. y este sujeto sumido en la droga... ¿te vió?

Jv. dijo...

Casi casi casi olvidas, casi casi casi ve.

Ŧirє dijo...

si imaginaras como me afecta este post...¡¡¡
demasiadas coincidencias en mi vida...en mi sentir...
pero lamentablemente yo ya sé donde llegará él...
o mejor dicho...donde se quedo...
y0o?....solo sigo caminando...
:-(

Publicar un comentario